Translate

lunes, 18 de agosto de 2014

ENTENDIMIENTO, de Ricardo Corazón de León

Por si aún no os habéis enterado estamos haciendo un juego de blogs llamado "Te robo una frase" en el que cada mes se propone una misma frase para todos y el tercer lunes de cada mes se sube el relato que cada cual haya querido hacer o micro, ensayo, megamicro, frase o historia. Este es el mío con la frase: Rodeó la esquina de la mesa y se plantó ante mí. Extendió la mano izquierda y me levantó la barbilla.








                             E N T E N D I M I E N T O


Rodeó la esquina de la mesa y se plantó ante mí. Extendió la mano izquierda y me levantó la barbilla, dándome un beso, bueno, en realidad muchos besos en la frente. Siempre me dan muchos mimos; sé que me quieren mucho y yo también pero algunas veces, como ahora, Víctor se vuelve tonto. ¿Cómo si soy un perro voy a conocer estas palabras? A mí me da igual cómo se digan las cosas, aunque soy capaz de memorizar hasta trescientas palabras, todo un récord que me alza con el título de raza más inteligente.


¿Creéis que a mí me importa? No, ni entiendo cuando me hablan ni sé lo que me dicen. Como, duermo, doy cariño y me cubren de sobra mis necesidades. Pero mi pensamiento más profundo estriba en que la pelota la puedo aguantar sin llevársela a mi amo hasta que coge la correa para irnos a casa. Entonces sé que tengo que llevarle la pelota a todo correr, para seguir jugando. Y ahora pretende que yo pienso y que soy capaz de decir con palabras lo que pienso. ¡Lo que hay que ver! A veces, creo que de inteligentes tienen bien poco los humanos. 


Mis preguntas son simples, ¿por qué tengo que lamer para decir que quiero a alguien cuando lo que hago es morder? Pues nada, hasta que no lamí no me dejaron en paz, con lo que yo les quería mordiendo. Mis hermanos y yo cuando jugamos y nos queremos nos mordemos, no fuerte, pero sí morder. A mis hermanos les doy lametazos y me crujen a mordiscos.


Una vez no resuelta esta cuestión ¿por qué he de besar ahora sí y después de salir de la ducha con toda la crema dada no? ¿Pero en qué quedamos? ¿Quieren que les lama o no? Creo que este tema no lo voy a tener claro nunca. Solo sé que a veces sí y otras no. Otra cosa que me sorprende es la forma de dirigirse a mí. Me hablan como si entendiese y a la hora de comer o de cenar, Víctor me pregunta ¿Quién quiere comer? Y lo repite por si no lo oí bien. Claro, yo respondo porque quiero comer, pero ¿es tonto? Yo quiero comer siempre y, además, ¿a quién más le pregunta? Ni que fuéramos 12 perros aquí. Y por más que miro no estoy más que yo solo. 


Otra pregunta que me hago aunque creo que nunca lo tendré claro es por qué celebran que haga pis y caca y me dan chuches. Yo por mí perfecto. Cuanto más meo y cago, más chuches. Esto no es normal. ¿Comerán ellos un bocadillo después de cada evacuación? 


En cuanto a la comida que me encuentro por la calle ¿por qué no la puedo comer? Esto es de verdad incompresible para mí. Y cuanto más me gusta, como los huesos, Víctor se lanza a abrirme la boca y me lo quita. Siempre me quita los huesos, siempre. Le mordería cuando mete su mano en mi boca y los saca. 


Última cuestión, de verdad, cuando bajamos y los niños se acercan a mí por docenas y me acarician por qué se irritará tanto si me lo están haciendo a mí. ¡Perro! Es verdad que cuando son muchos y me tiran de la cola se vuelven un poco pesados pero son tan tiernos… 




Y mientras los humanos piensen que los perros somos tontos y que no les entendemos mejor para nosotros. Ni siquiera saben que nos comunicamos telepáticamente. De este modo, la invasión está ya asegurada. Solo en EEUU nacemos siete canes por cada persona ¡¡¡Somos tantos… !!!



48 comentarios:

  1. Ainssss!!! Qué tierno!! Me ha gustado mucho saber qué piensa Nebo y haz el favor de dejarle que te quiera tenga crema o no!!! Un abrazo para ti y un achuchón fuerte fuerte para Nebo, o mejor... un mordisquito suave, de los de querer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Isabelle. Me alegro mucho que te haya gustado y que quieras tanto a Nebo. A mí ya sé, claro, pero como Nebo es tan joven me quedo con todo lo que has enviado para él, jajajajaj... Yo también te doy un achuchón fuerte, fuerte... y un mordisquito suave donde tú quieras...

      Eliminar
  2. Mira, es algo que siempre he pensado. Me pasa con lo perrillos y con bebés. ¿Qué pensaran ellos en realidad sobre nosotros y nuestra forma de actuar o hablarles?
    Ya me has sacado un poco de las dudas con tu genial relato, amigo Ricardo. Y lo que me has hecho reír!!! jejeje
    Gracias por compartir tu arte de nuevo en este juego.
    Un saludo compañero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Ramón. No sabes lo que me costó terminar este relato que estaba casi escrito desde que supe la frase, pero como los ánimos humorísticos cambiaron y me tenía un poco enfadado, no veía la ocasión de seguirlo. Gracias por este juego tan divertido que inventaste.

      Un saludo, compañero.

      Eliminar
  3. ¡Que ternura! hasta me han dado ganas de proponer un curso intensivo para dueños,de como tratar a su mascota jajaja. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja... Muchas gracias, Amelia. Me encanta tenerte entre mis comentaristas.

      Un abrazo muy grande.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muchísimas gracias Hammer. Me alegro enormemente.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me encantó! Más de uno quisiera ser perro y llevar esa vida de tranquilidad y mimos jiiji.
    Aunque otros perros, sabemos que no tienen esa suerte.
    Precioso relato Ricardo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Karina. Es lo único que lamento, que no todos los perros sean entendidos y amados como el mío.

      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  6. Olvidé decir que Nebo está hermoso!!! Lametones para él! Besotes para vos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guau, guau, guauuuuuuuuuuuuu... Gracias, Karina. Lametones para ti también.

      Firmado: Nebo. Guau.
      PD: Gracias por los besos. Más para ti.

      Eliminar
  7. Me encantó tu relato Ricardo, y bueno es que adoro a los perros, así que entre tus letras y el porta l... que te voy a decir !!
    No sabía de esta iniciativa me parece estupenda
    Un abrazo y buen comienzo de semana
    guau guauuu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María.
      Encantado de tenerte aquí entre nosotros (Nebo, mi perro, y yo). La iniciativa es para todos los que quieran participar, así que si te quieres unir para el mes que viene, ya sabes, que lo que necesites preguntar estoy aquí. De todas formas voy a poner cuáles son las bases y como participar en la parte de arriba cuando nombre el blog "JUKEBLOG", de Ramón Escolano, que fue a quién se le ocurrió todo esto.

      Un abrazo muy fuerte y también feliz inicio de semana.

      Eliminar
  8. Tierna y original. Si nuestro compi Ramón hacía la entrevista al vampiro aqui tenemos la entrevis al can. Feliz verano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, amigo.
      No he tenido tiempo aún de pasar por los demás blogs pero voy ahora mismo. Espero leer también el tuyo y gracias por tu comentario.

      Feliz verano y un abrazo!!!

      Eliminar
  9. "La invasión esta ya asegurada"...super linda, dulce e inteligente en cada cuestionamiento.
    Pasará lo mismo con los gatos.?
    Gracias....
    Me encantó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario breve que me produce un indescriptible placer. Muchísimas gracias, Pia, por pasarte por aquí y comentar. Y ¿quién dijo que los gatos, no?

      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  10. En realidad son ellos los que nos cuidan a nosotros con su bondad y cariño, pero nuestro ego nos hace ver lo contrario :)
    El simpático protagonista lo tiene muy claro, solo le falta hablar
    Me lo he pasado muy bien con este relato, sobre todo, porque la perspicacia del perro me recuerda a mi Iris. Ambos son igual de críticos, jeje.
    Excelente historia
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario que me ha hecho mucha gracia. No sé tu nombre pero encantado de conocerte. Me alegro que te gusten los animales y que te haya gustado el relato. Quedas invitada/o a participar en este juego, por supuesto.

      Saludos.

      Eliminar
  11. Cuanta ternura veo en Nebo amigo mío... pero, eso sí, su última frase me ha dejado preocupado ¿estarán preparando ya la invasión, tipo ·el planeta de los simios"? que sí, que desde que lo he leído no me lo quito de la cabeza. Ja,ja,ja,ja,ja me ha gustado mucho conocer algo mejor a Nebo. Un abrazo amigo y un achuchón para Nebo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que sí? ¿Quién sabe? Todo podría suceder y, a lo mejor, es lo que pretendían y ya lo han conseguido, jejejejeje... Gracias, amigo mío, ahora pasaré a leer el tuyo.

      Un abrazo muy grande y un lametón de parte de Nebo.

      Eliminar
  12. Fabuloso relato Amigo Ricardo .......Acabo de comprobar algo que sospechaba ......Que mi perrita a veces me miraba y se quedaba como pensando ¿y a este que le pasa ? lo unico que le falta es ponerse a reir..........en cuanto a la invacion y la comunicacion telepatica ...seria bueno que nos comunicaron sobre su amor incondicional , y la invacion ...no se ??????

    Saludos Amigo y FELICIDADESSS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel. ¿Lo ves? Si es que somos tontos y encima ellos se comunican telepáticamente y nos han invadido, porque eso es un hecho. Yo creo que en la actualidad son más que nosotros (¡Ay, no! que no he contado a los chinos y esos se comen a los perros y como son tantos, pues nada, que seguimos en franca minoría), jajajajaja...

      Saludos, Manuel y gracias.

      Eliminar
  13. Gracias Ricardo. Me gustó mucho tu relato. Que conste que yo siempre lo supe, lo de los perros. Y también lo de los bebés. Y creo que somos tan cortitos que enseñamos a los bebés a comunicarse con nosotros. No sería más fácil que aprendiéramos nosotros a comunicarnos con ellos? Lo mismo, de nuevo, con los perros.
    Gracias por tu relato y ha sido un placer volver a jugar "juntos".
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mary Ann por pasarte y comentar. Me alegro que te gustase. A mí el tuyo también. Ya lo leí hoy que tuve tiempo. Haré como ya he dicho en casi todos los blogs que os publicitaré por turnos. Cada día uno, porque si no la gente va a hartarse de que en lunes y martes los "emborrachemos" de relatos y el resto de los días no haya nada para leer.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Me ha encantado, Ricardo!!!
    Siempre me he preguntado en qué piensan cuando nos miran... seguramente que estamos fatal, que hacemos cosas muy raras y nos complicamos mucho la vida...
    Disfruta de tu nuevo compañero de vida, es precioso!!
    Achuchones para los dos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Marta. Eres muy maja. Aprecio tu comentario en todo lo que vale y te aseguro que disfruto de él y viceversa cada segundo que pasamos juntos. Es decir, casi siempre. Voy a achucharlo de tu parte.

      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  15. Genial! Me pasa lo mismo que a Ramón Escolano, sin embargo no hay remedio, a los bebés y a los perros siempre les hablo como idiota, en serio me gustaría pasarle el traductor a Cleo (mi perra), nada más para asegurarme que se sigue mereciendo tantos ridículos momentos.
    Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaajjajaja... es que nos comportamos como bobos y estoy convencido de que lo saben. Muchas gracias Patricia, por tu comentario y por ese cuento tan genial que acabo de leer. Seguimos jugando.

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Jejejeje!! Qué gracioso relato, aunque al final me deja un poco preocupada... Le ha preguntado a mi perra si piensan conquistarnos, pero no me ha dicho nada. Espero que no esté disimulando,jejeje!
    Muy chulo el relato! Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja... Gracias, Ángela. Y claro que nos han invadido y conquistado YA. Nos tienen en la palma de sus patas, jajajajaja... Seguimos jugando y muchas gracias por la visita y el comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Que bonito, gracioso y reflexivo relato. Me ha gustado mucho, mucho. Es uno de mis favoritos. Tiene todo lo que el mío no tiene. Qué envidia! Pero de la buena.

    Gracias, Ric. Te quiero. Besos para ti y para Nebo.

    ResponderEliminar
  18. MUchas gracias, Isa. Eres un cielo y parte de su forma de ser te la debe a ti, jajajaa... casi lo has cuidado tanto como yo. Y seguro que quererlo le quieres por igual.

    Besos a ti y lametones de Nebo con mordisquitos pequeños de bruja en la barbilla y lo labios,sus favoritos.
    PD. En cuanto a tu relato nada tiene que ver con el mío pero no porque no puedas hacerlo igual sino porque no te has puesto nunca. Yo sí te imagino haciendo un relato cómico (aunque me cuesta mucho, la verdad, jajajajaja...).

    ResponderEliminar
  19. Buenísimo, seguro que todos los que tenemos perro lo hemos disfrutado mucho. Con respecto al juego prometo participar con la próxima frase. Un abrazo Ricardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Esteban de verte por aquí, leer y comentar. Bienvenido!!! Y sí, no era muy difícil hacer un micro-relato donde poner la foto de mi perro, que era de lo que se trataba, jasjajajajaja...

      Un abrazo y sigue por aquí cuanto quieras.

      Eliminar
  20. Hola, tu relato es encantador, por fuerza tiene que gustar. Es muy bonito el juego que habéis organizado. Participaré cuando tenga claro cómo he de hacerlo. La práctica me irá metiendo en el apasionante mundo de la informática. ¿Cómo puede llegar la frase hasta mí? Gracias. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Encarna. Muchas gracias por tu comentario. Me alegro que te gustara mi relato. En cuanto a la frase para el siguiente 18 de septiembre yo mismo te la digo, aunque creo que ya lo hice en tu perfil. Voy a comprobarlo y vuelvo.

      De todas formas, como esto tarda tanto en abrirse, la recomparto.

      Saludos.

      Eliminar
  21. Un divertido relato y viendo a Nebo, toda una delicia, menudos ojazos.
    Confieso que miro a mi perra y creo que en cualquier momento articulará una palabra y no sabré si contestarle o echar a correr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca echaría a correr porque ella te perseguiría sin cesar. ¿Cómo va a perder un tan encantadora como tú? Jamás!!! Está un poco loca sí, pero qué se le va a hacer. Es lo mejor del paquete. Además es tu compañera fiel para siempre (para toda su vida) no hasta el próximo divorcio, sino mientras dure toda su vida.

      Un abrazo muy fuerte, pajarito.

      Eliminar
  22. Ya sabes que llego, tarde, pero llego... Qué relato tan divertido, además sabes (o no) que tengo especial predilección por la bichería en los relatos. Un saludo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me importa que llegues tarde, Sandra, siempre que llegues bien. Me alegro de tu afición por los animmales. Yo no los he utilizado nunca. Es la primera vez, pero tambiën es el primer perro de adulto que tengo. Y me venía de perlas.
      Me reincorporo ahora de las vacaciones. Supongo que nos veremos por aquí y por el Hislibris, además de por tu blog, que me he perdido 3 lunes a la lluvia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Creo que sabes meterte en la cabeza perruna y debe ser así como piensan. Me has llevado a las "tontunas" que dices los padres a los hijos. No nos entendemos entre nosotros como para que nos entiendan los perros. El final, inesperado de la próxima era perruna acojona, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón y creo que en esta etapa los niños y perros bebés piensan lo mismo, jajajajaja..
      Gracias por tu comentario y por pasarte por aquí. Tengo que hacer muchas cosas pero una de ellas es pasar a leer tu pueblo bloguero.

      Un saludo, amigo.

      Eliminar
  24. Hola, Ricardo , tu relato me parece súper original y ameno de leer. Me parece una idea brillante de escribir una historia con los pensamientos de un perro. Un abrazo, amigo, Sotirios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, amigo Sotirios, mi buen amigo.
      No te creas que es tan raro lo que plasmo. Quizás otros no lo escriban pero muchos lo piensan, algunos hasta lo dicen en alta voz.
      Gracias por pasarte por aquí, ahora que he podido responder a tu comentario.

      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  25. me gustó un montón leer este relato porque hace unos días hablaba con mi hermana mayor de su perro, y nos preguntábamos en que diría si pudiera hablar, y hasta imaginábamos el tono de su voz por su ladrido, y nos hacía mucha gracia :)
    yo siempre tuve perros en casa de mis padres, ahora comparto piso y tengo un gato, y aunque son muy distintos a los perros, quiero pensar que cuando me muerde, lo hace porque me quiere, eso me consuela, jajajajajajaja
    un gusto encontrar tu blog, Ricardo
    besiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marga.
      Lo que es un gusto es encontrarte a ti. Muchas gracias por opinar y dejar tu comentario. Creo que somos muchos los que creemos que esos son los pensamientos de nuestra mascota, me refiero a los normales, claro. Incluso hay gente que habla por ellos y con ellos. Yo también.

      Besiños, guapa.

      Eliminar

Si quieres dejarnos un comentario, no te cortes, somos todo ojos, siempre deseosos de leerte.