Translate

domingo, 22 de enero de 2012

UNA NOCHE DE SOFÁ, de Isabelle Lebais

                                     









            - QUE NO!!! que hoy no salimos, que ya estoy harta de restaurantes, de fiestas, de gente.....  que no me apetece, ¿ es que no  lo entiendes ? que  aún no he salido de trabajar y ya tengo que empezar a prepararme,  a maquillarme, y estoy cansada, hoy cambiamos de planes ¿vale?, una cena fría,  rápida  y los dos en el sofá bien abrazados viendo una película, mira, hasta te dejo que la elijas, que me da lo mismo lo que pongas ¿vale? ¿quedamos así entonces? ¿si?  ¡ainssss!!! cuanto te quiero, ¿yo? ¿que como me pongo ? ¡claroooo !  sino, no me entiendes ¿ves? ¿ves como ahora si has entendido lo que quiero? valeee yo me encargo de la cena,  siii,   yo también te quiero, nos vemos en media hora ¡que siiiii! ¡pesado! que no me olvido de la cena, y tu a ver qué película buscas ...  jajjaja vale, no digo nada, tú eliges...  que siiiiii  que me da lo mismo, venga cuelga ya, que me está mirando el jefe, jajajja… que siiiii que yo también te quiero, besosssssss.
        SIIIIIII!!!... hoy me quedo en casa, hoy no salimos!!!! ¡bueno, chicos! me voy ya, que tengo que comprar la cena, iré al delicatesen del centro y comprare bocaditos fríos, una botella de buen vino, y de postre fresas con nata, mmmm.... esta va a ser una cena estupenda .
            Me voy...  chao a todos!!! si viene el jefe le dices  que he salido a correos a mandar una carta urgente del caso en el que estoy trabajando ¿vale?....
Me dirigí con el coche al centro, encontré aparcamiento a la primera, hoy estaba de suerte, la última vez tardé más de media hora en aparcar, si las cosas seguían así iba a llegar a casa antes de que él encontrase la película, bueno eso pasará igualmente (sonrisa maliciosa), es un indeciso para las cosas pequeñas, es increíble lo que puede dudar para decidirse en tonterías y después las importantes lo hace sin pestañear.
Me sabía mal haber tenido que ponerme así, pero él también agradecerá este día de descanso en su vida social, y si te descuidas le apetece lo mismo o más que a mí, bueno me voy a centrar en los bocaditos.
Llegué a una pequeña pero muy coqueta tienda, famosa por sus deliciosos platos preparados, era un negocio familiar regentado por una  una hermosa mujer en el más amplio sentido de la palabra, que era quien cocinaba y vendía los deliciosos aperitivos. Eran muy selectos y no siempre había los mismos, no había  carta de productos, se vendía lo que aquella buena mujer le apetecía cocinar por la mañana temprano, hacía el pedido por teléfono y uno de sus hijos iba a por los ingredientes, siempre de primera y lo más fresco del mercado, de ahí su fama, no admitía encargos y  había lo que había y punto. Ella lo cocinaba y preparaba muy temprano y  a media mañana se ponía un delantal blanco impoluto y ya estaba lista detrás del mostrador con su enorme sonrisa, tan enorme como ella.  
-Hola buenas noches, un surtidito variado, para probarlos todos, si  así está bien, bueno ponga dos más dos de salmón, si  así, será suficiente, muchas gracias, muy amable. 
Todo listo, solo me quedaba comprar un vinito alegre, y a casaaaa  a tumbarme en el sofá,  jamás pensé que me haría tanta ilusión, ya se, llevaré también una botella de cava, todooo listo !!!  A casaaaa!!!.
¡Mírale! Jajja… Ya sabía yo que aún no habría elegido la película,  ahhh!!!  que majo ,  mi pijama , las zapatillas ¡ woowwww! lo entendió  , lo entendió perfectamente, salté a sus brazos , me abracé a su cuello , le di un gran beso de agradecimiento , un achuchón , una sonrisa, y salí corriendo hacia  la habitación, me pareció que la situación le  divertía,  siii a él también le apetecía, me di una ducha rápida y me puse mi bonito pijama de raso morado, con las zapatillas a juego, estaba comodísima y tan contenta....
Comenzamos a cenar, fue una cena muy divertida, los dos estábamos contentos, disfrutamos de los deliciosos manjares que había traído, no sobró ni uno, estaban todos buenísimos, el vino acompañaba perfectamente, (me deje asesorar), y cuando llegó el postre ya no nos apetecía comer nada más,  se quedaría para el desayuno. Recogimos la mesa y nos sentamos en el sofá, nos tapamos con nuestra suave manta color visón, que lo imitaba perfectamente,  en color y suavidad,  aunque no era de verdad, (estamos en contra del maltrato animal), y nos dispusimos a ver la película,  que era una sorpresa, una agradable sorpresa, una película romántica (que no diré el título  por no dar publicidad gratuita) pero a la vez que romántica era muy divertida, y ahí mismo, entre risas, comenzó mi perdición, estábamos abrazados, y entre risa y risa, me dijo que después de la película me iba a hacer el amor hasta que yo le pidiese que parase, ¿un reto? ¿me estaba retando? y caí como una pardilla, si ¡¡ja!!! ya te va a costar que yo te pida que pares.......
Sonrió, termino la película, sin decir nada se levantó, apagó la tele, la luz de la sala, me cogió en brazos y me llevó a la habitación; no se veía  nada, pero no encendió la luz, tampoco importó, por el camino comenzó a besarme, con besos  suaves y comenzó a tararearme al oído el estribillo de nuestra canción, la noche prometía terminar muy pero que muy bien.
Me posó muy suavemente en la cama, sin separar sus labios de los míos, la temperatura iba subiendo, por minutos,  comenzó a besarme en el cuello,  uffff!!! eso me descoloca, me pone nerviosa pero un nerviosismo agradable, mis pezones ya estaban muy duros y toda yo pedía más, cuando intenté quitarle la ropa,  no me dejó,  paró de besarme,  así como si nada, y con un pañuelo de seda, comenzó a  atarme la mano derecha en el cabecero de la cama, me pareció divertido, y me dejé  hacer, después me ató la otra mano, me tapó los ojos, entre uno y otro seguía besándome,  y soltándome los botones del  suave pijama que iba cayendo a los lados de mi cuerpo, rozándome los senos, y provocándome escalofríos, de placer al sentir  como caía, cuando ya tenía la parte superior  atada,  muy suave, él me susurraba,  no te preocupes, te puedes soltar y pedir que pare, en cuanto tú quieras, y yo, muy orgullosa, me volví a reír, jamás, no te lo pediré  jamás,  vale,  respondió él,  sentí  como su mano,  subía por  mi pierna, sin apenas rozarla, al tener los ojos tapados el resto de mis sentidos se agudizaba más y más e intentaba  adivinar  que sería lo siguiente que iba a sentir, yo ya estaba acelerada, solo con los preparativos, mis partes estaban húmedas,  solo pensando el placer que iba a sentir, o no... porque se estaba haciendo de rogar, yo sentía sus manos, que suavemente subían por mis piernas, a través del pantalón,  ahora las dos, y poco a poco se acercaban al punto clave y pasaban de largo llegando hasta mi cintura, con mucha paciencia, muy lentamente, soltó el lazo de mis pantalones, y fue bajándolos muy suavemente pasando las manos por los lados de mi cuerpo, iba bajando el pantalón deleitándose  con cada movimiento, yo estaba cada vez más nerviosa, cada vez con más ganas de que me hiciese suya...

Ahhh, pero nooo!!!! no pediré, no me rendiré tan fácil, para él tampoco será fácil,  pero yo diría que está disfrutando y mucho!!! vale, sigamos jugando, por fin acabó de quitarme los pantalones, y comenzó a besarme,  con besitos suaves  desde el dedo gordo del pie, mientras  con una mano  comenzaba a acariciar mi cuerpo, seguía subiendo hacia  arriba, yo ya no sabía  ni que hacer, mi interior se contraía y se dilataba al ritmo de sus besos, iba saltando de una a otra pierna, cada beso era una sorpresa me estaba volviendo loca, ya casi llegaba a los muslos,  me besaba el interior de los muslos, sentía el calor de sus labios y la humedad de su lengua según me iba recorriendo, si  hubiese podido mover las manos, le hubiese tirado del pelo, y le habría  acercado a mí, para que dejase de jugar y me hiciese suya  de una vez, pero no podía, él seguía besándome, yo no podía parar de moverme, pero no me dejaba, estaba encima de mis piernas y no podía ni moverme, empecé a gemir, estaba deshaciéndome por dentro o esa era la sensación que tenía,  me estaba licuando, no podía dejar de gemir  aunque intentaba controlarme, de vez en cuando sentía una risita, se lo estaba pasando bomba, viéndome, como me contenía.
Por un instante paró de besarme,  y sentado encima de mis piernas, yo esperaba la siguiente sorpresa, aún tardó un poco, ufff!!!,  la espera era lo peor, entonces  sentí, algo frío en mi cuerpo, me estremecí, me invitó a  adivinar que era, y me puso uno de sus dedos en mi boca, ¡era chocolate!.

Yo sentía como un hilo que me recorría el torso, un hilo frío iba y venía, daba la vuelta, estaba escribiendo o pintando en mi cuerpo con chocolate, jajjajja… (una de mis fantasías  ocultas)... pero, ¡quería  hacerlo yooooo! ya era tarde... de pronto paró y... se lamentó de que como me había movido, no le había salido bien el dibujo y que tenía  que limpiarlo ¡ufffff! comenzó a comerse el chocolate ,   yo intentaba recordar  por donde había estado dibujando, iba pasando su lengua muy suavemente degustando el delicioso chocolate y de vez en cuando se acercaba  a darme un beso, para compartir  más que nada, y yo intentaba, retenerle allí conmigo besándome, quería morderle, pero escapaba...  ufff!!!!  le hubiese matado ya no podía más y él limpiando el chocolate, mientras yo ya gritaba desesperada pero eso sí, ¡sin claudicar! comenzó por mis senos, iba y venía, ya se encontraba alrededor del ombligo, donde había una gran cantidad acumulada, creo, lo digo  por lo que tardó, yo ya estaba casi deshecha, ya no sabía cuántos orgasmos había tenido ya, pero fueron miles de veces, ya me dolía todo mi interior por la espera, se contraían los músculos. Se dilataban al alcanzar el mayor placer y él sabía  cuando sucedía y aún no había tocado mis partes,  ya casi le odiabaaaaa!!!!!

Por fin, llegó a mi pubis, woowwww!!!  empezó a lamer mi clítoris, morderlo, a jugar con él,  mis gritos ya eran casi alaridos y estaba totalmente descontrolada, ya casi ronca de tanto gritar, él con su lengua, jugaba, lo movía, lo succionaba, lo soltaba, lo pasaba por sus dientes, mientras yo me deshacía, me licuaba, de todos los poros de mi cuerpo salía liquido, me deshacía irremediablemente y cada descarga él paraba, para sentirla también, él quería sentir los latidos de mi sexo y las contracciones, anteriores y posteriores, estaba disfrutando, y yo, eso no era disfrutar, no hay palabras para describirlo, yo literalmente me volvía loca de placer y con cada orgasmo  el placer crecía y crecía, hasta que llegue a pensar que se podía morir de placer, que sería una muerte muy dulce, era tal lo que sentía que hasta pasado un rato no me di cuenta de que a la vez que se comía el chocolate, con sus manos recorría mi cuerpo, como aprendiéndoselo, ya era todo mi cuerpo el que sentía todo el deseo que se es capaz de sentir, mis gritos de placer y mis movimientos ya eran incontrolados, no podía más, me estaba volviendo loca, deseaba su cuerpo, deseaba tocarle, deseaba que penetrase en mi, hasta lo más hondo de mi ser, toda yo gritaba exigía que aquella tortura tan deliciosa  acabase  como tenía que acabar, el también comenzó a gemir, seguramente  hacía rato ya, pero no me había dado cuenta, estaba muy ocupada con mi propio placer, entonces pregunto ¿quieres que pare ya? y mi grito fue, instantáneo ¡noooooo! ¡no quiero que pares!, ¡quiero que termines! ¡suéltame yaaa!.
-¿Te rindes?  
-¡nooooooo!
- ahhh  vale...

Me soltó la venda de los ojos, me miraba sonriendo, esa sonrisa de conquistador, de chico malo  que me había vuelto loca hacía ya tiempo, él estaba muy excitado, como pude ver y sentir, cuando se puso a un lado de la cama, yo esperaba que me soltase las manos, pero no, no lo hizo,  el comenzó a tocarse el cuerpo, a acariciarse, ufff.... ¡eso nooo! con eso no podía eso era más de lo que podía soportar, ¡ese cuerpo era miooo!, ¡solo lo acariciaba yooo! no él, mi deseo creció aún más por increíble que pareciese, me excité mucho más el verle allí, tocándose el mismo, me volvió totalmente loca de deseo por aquel hombre  al que amaba con toda mi alma y que en ese instante odiaba por no hacerme suya, sin querer,  le grite que ¡siii! que él ganaba pero que viniese ¡¡¡¡yaaaa!!! y él muy obediente y con una sonrisa de oreja a oreja, me dijo ¡te gané!, y terminó lo que había comenzado .  
Uffffff!!!... menuda noche de sofá y aún me sigo preguntando ¿¿¿quién ganó??? Yo no lo tengo tan claro jijiji...   


23 comentarios:

  1. ¡Uff, vaya tela! ¿ seguro y no te quemará el blog, amigo Ricardo ?jajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡ NOO !! Aquí no se quema nada , no seas malo jajajajajaja

      Eliminar
  2. jajajaja ganaste tú seguro y nosotros por leerlo y chicos releanlo de ves en cuando para que sepan lo que es una buena cena jajajaja.
    ahora en serio me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡ GRACIAS MERCY !! Me alegro mucho y el consejo es bueno , que lo lean de vez en cuando a ver si van aprendiendo jajajjajaja !!! besossss

      Eliminar
  3. Os lo agradezco un montón y se lo agradezco a la autora Isabelle Lebais quien quiso publicar y darse a conocer con nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡¡ GRACIAS , GRACIAS , GRACIAS !!!! ¡¡¡¡ MIL VECES GRACIAS !!! por publicarlo en esta tu casa , sabes que me encanta tu blog e intentaré que esto no decaiga, ya te mandaré mas cositas en cuanto pueda.
      Con un anfitrión como tu , este blog será un hermoso escaparate para todas las artes. Todos tus amigos , te estaremos muy agradecidos de que nos enseñes toda la belleza que eres capaz de ver en el mundo , que es mucha .Besos TKM

      Eliminar
  4. Muy bueno.... =)... Lo tendré en cuenta ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡GRACIAS !!! Me alegro mucho de que te haya gustado .

      Eliminar
  5. EXCELENTE RELATOOOO, MIS RATONES BAILARON POR UN INSTANTE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJJAJAJA Laura ¡¡¡ déjalos que bailen !!!! GRACIAS GUAPA !!!

      Eliminar
  6. fantastico relato,en el cual dado el erotismo desplagado en cada una de sus palabras,no puedes dejar por un instante de leer,te deja enganchado de tal formas que quieres que no se termina,mis felicitaciones al autor/a,por este magnifico relato lleno de erotismo y dinamismo en sus personajes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡GRACIAS!!! se que lo que dices , lo sientes de verdad, gracias por estar ahí siempre , besos.

      Eliminar
  7. Excelente relato, aqui su autora a querido dejar constancia de su fantasia, que tal vez algun dia se realice.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJJAJAJA !!! AAAHHHH ??? ¿¿ y eso quien lo sabe ?? También puede ser el relato de un suceso pasado .... ¿por que no ?.... Eso se queda para mi y el protagonista ...jajajja

      Eliminar
  8. Es un relato muy bueno. El tema por muy común que sea está tratado desde un punto de vista tan romántico y sensual que te lleva a identificarte facilmente con el personaje y a sentir como el siente. Es dinámico desde el principio y pasa de forma casi tajante, pero sin que se note, de la más pura cotidianeidad al más lujurioso escenario en apenas dos frases. Bien escrito y muy bien llevado.
    Lo único que el lector lamenta es que se acabe.
    Enhorabuena, Isabelle. Es excelente.
    Gracias por compartirlo.
    Por cierto, la música y las fotos que acompañan el relato son la continuidad del mismo. Producen el mismo efecto que las palabras que se van leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡GRACIAS ISABEL !! Me alegro mucho de que te haya gustado .Tu comentario era de los mas esperados por mi , porque siempre eres muy sincera en tus críticas y si encima es así de buena .... ainssss !! te daría un buen achuchón ahora mismo .
      Muchas gracias y espero poder hablar un día contigo largo y tendido, que tenemos muchas cosas pendientes. Un beso .

      Eliminar
  9. ¡¡GRACIAS A TODOS !!! Me ha encantado la experiencia de escribir un relato así y ver la acogida que ha tenido entre vosotros, esto anima a cualquiera a enfrentarse a nuevos y diferentes retos, espero no defraudaros en los siguientes relatos, con los que os amenazo, ya desde ahora, y que tendréis que leer y comentar jajjajaja .
    BESOS PARA TODOS, MUACKSSSS

    ResponderEliminar
  10. Ahhh,,,bueno despertarr y leeer este relato,,,me dan ganas de retrasar las agujas del reloj,buscar la cinta y el chocolate!ajajMe encantó desde el principio hata el fin!uuuyy que día ...
    Besoss Isabelle ! depaso saludar a Ricardo y felicitarlo por tan lindo blog que de tanto en tanto leo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Karina, me alegro mucho de que te haya gustado y si que hay qye felicitar a Ricardo, porque es un blog realmente bonito.

      Eliminar
  11. Me extraña tanto que no haya dejado ningún comentario aquí...
    Pero siempre hay tiempo. Es una gozada leerlo de principio a fin. Releerlo y volverlo a leer una vez más. Me encanta. Creo que estás hecha para escribir todo tipo de relatos pero los eróticos los cuadras. Gracias por dejárnoslos leer.
    Ricardo te felicito porque la ambientación hace muchísimo. Gracias.

    ResponderEliminar
  12. Hola, Isabelle.
    Mira que hace tiempo que está esta entrada aquí, por lo que veo y si no llega a ser por Karina hoy, no la hubiera leído.
    Ejem, ejem... No me he repuesto todavía como para decir lo que pienso pero lo que menos me ha dejado es fría.
    ¡Madre de Dios! qué calor hace en este blog, jajajaja...
    Pienso que ganastéis los dos porque en esos casos siempre ganan ambos, pero cuando lo vuelva a leer te lo cuento.
    Esmeralda Medina.

    ResponderEliminar
  13. Qué atrevida, Isabelle.
    Solo por ser capaz de escribir ya me pareces valiente, pero además dejar volar tu imaginación tan libremente y sin ningún pudor lo envidio. Yo no sería capaz y mira que es hermoso el relato. De verdad.
    Muchas gracias, querida, por ponerlo aquí por donde paso tan frecuentemente a leer.
    Angélica de Monteloup de Sancé.
    PD. Ricardo: la música y las fotos son im-pre-sio-nan-tes.

    ResponderEliminar

Si quieres dejarnos un comentario, no te cortes, somos todo ojos, siempre deseosos de leerte.